Área arqueológica de la localidad de Scorpo

SAC-B-055

El área arqueológica de la localidad de Scorpo es uno de los lugares de la edad altomedieval más interesantes investigados en la Italia meridional de los últimos años. El asentamiento se descubrió en 1999 como consecuencia de uno excavación abusiva, que dañó gravemente una parte...

El área arqueológica de la localidad de Scorpo es uno de los lugares de la edad altomedieval más interesantes investigados en la Italia meridional de los últimos años. El asentamiento se descubrió en 1999 como consecuencia de uno excavación abusiva, que dañó gravemente una parte de las estructuras del sitio arqueológico. Desde ese año, el Taller de Arqueología Medieval de la Universidad de Salento, bajo la dirección del Prof. Paul Arthur, ha dirigido las investigaciones del área consiguiendo identificar una serie de fosos de forma ovoidal, pertenecientes a la parte subterránea de las cabañas, construcciones en material perecedero (madera, arcilla, ramas etc.). Este tipo de viviendas se conocen también con el nombre de Grubenhäuser, eran muy comunes en el norte de Europa, mientras que el hallazgo en un contexto bizantino como es el de Supersano es muy raro. El foso situado debajo de la vivienda defendía las tarimas de madera de la humedad, una de las características principales del medioambiente del bosque y de la ciénaga en la que el asentamiento bizantino se había establecido. Se aprecian los restos de un muro, probablemente formaba parte de la estructura de piedra a seco que en origen rodeaba la pequeña aldea o granja, mientras en la parte norte de la excavación fue descubierto y desenterrado un pozo, en el que se hallaron numerosos restos botánicos y vasijas que habrían perdido los habitantes cuando intentaban sacar agua. Los restos biológicos conservados en el pozo han servido a reconstruir el ambiente tanto del Bosque de Encinas como de la ciénaga, así como las actividades agrícolas de la comunidad bizantina establecida en el lugar. En efecto se encontraron miles de pepitas de uva y restos de poda de vid, signo evidente que en estos lugares en el siglo VIII d.C. se cultivaba la uva. Los objetos manuales que se conservan de esta población en el Mubo - Museo del Bosque – de Supersano, cuentan la historia de una comunidad en gran parte autosuficiente y capaz de aprovechar los recurso del bosque como la madera que servía para la fabricación de herramientas y viviendas, la cacería de animales silvestres, (el ciervo, el jabalí y las aves), así como la crianza de animales y el arte del cultivo. Sin embargo no faltaron contactos con territorios lejanos, como lo demuestran los fragmentos de una copa de cristal, muy probablemente hecha en el Adriático septentrional, y varios fragmentos de muelas en piedra volcánica. La zona fue poblada a partir de finales del siglo VII o a inicios del siglo VIII, tal vez sólo por un siglo o algo más. Sin embargo se descubrieron evidencias muy claras de una presencia si bien no estable durante los siglos, alrededor del año mil, periodo en el que las murallas de la vieja aldea aún debían aparecer en ruinas.

Descubre los

Recursos relacionados

El Mubo – Museo del Bosque – se encuentra al interior del Castillo Manfredi, es un edificio histórico de origen medieval situado en Supersano. El Museo, abrió sus puertas al público el 2011, nace con la finalidad de contar la milenaria historia de un ecosistema en gran parte...

Me encuentro sobre una de las laderas de la Sierra de Supersano, actualmente al interior del cementerio municipal. Como otras iglesias rupestres, fui excavada en la roca calcárea de Salento y con el paso de los siglos, las paredes desnudas fueron afrescadas con murales...

Los antiguos itinerarios constituidos por cañadas a lo largo de la Sierra del "Mucurone", en los alrededores de la calle provincial Supersano - Casarano, representan un unicum; colocados en las cercanías de la Cripta y del Santuario de la Beata Virgen Coelimanna, facilitan la visita turística...