Torre de la Virgen de la Sierra

SAC-B-017

Uno de los más importantes itinerarios de la Apulia Medieval era el peregrinaje al Santuario de Leuca. Tras haber dejado el territorio de Supersano, los caminantes se veían en la necesidad de detenerse en el punto más alto del distrito, la Madonna de la Sierra de Ruffano, una terraza panorámica...

Uno de los más importantes itinerarios de la Apulia Medieval era el peregrinaje al Santuario de Leuca. Tras haber dejado el territorio de Supersano, los caminantes se veían en la necesidad de detenerse en el punto más alto del distrito, la Madonna de la Sierra de Ruffano, una terraza panorámica a 170 metros sobre el nivel del mar; desde este punto me asomo.
Recibí el nombre de la Virgen comúnmente llamada “Madonna del Latte”, Virgen de la Leche y represento un punto fundamental hacia el “camino de Leuca” acogiendo al visitante en mi interior con un juego de luces y sombras.
Detrás de mí, colocada en un punto más alto, se halla una torre de vigilancia que data del s. XVI, dotada de una barbacana en correspondencia con su única entrada. El sitio se había utilizado como puesto de control de toda la amplia extensión del valle a los pies de la colina. Era propiedad del Municipio de Ruffano, sin embargo el 2008 fue recuperado y convertido en lugar turístico y museo naturalista.
Desde aquí se puede recorrer el tramo aún en buen estado de la calle de los peregrinos, una pequeña senda empinada de tierra que recorre toda la falda de la colina hasta llegar a la explanada detrás del Cementerio de Ruffano.

Latitudine 40° 0'6.66"N
Longitudine 18°14'5.82"E

Descubre los

Recursos relacionados

Durante la Edad Media se suele conocer a lo largo de mis caminos viajeros y peregrinos, la intención de llegar al Santuario de Santa María de Finibus Terrae; salvo de los ladrones y los ladrones, los peregrinos prefieren utilizar las carreteras en la cima de Serre...

Las sombras de mis aÒejas encinas dan frescura y permiten al viajero una parada durante un largo tiempo, en medio de los sonidos y colores de la naturaleza. Estamos en la Sierra de Ruffano, en la localidad de Occhiazzi, una localidad encantadora dominada por olivares centenarios...

Fui construido en 1621, represento la sencillez y la belleza del modo de vivir franciscano. A mi edificación contribuyó el barón Francesco Filomarino, señor feudal de Ruffano desde 1607 hasta 1626...

En los alrededores del cementerio de Ruffano se ramifica una serie de cañadas y senderos que, al subir por la colina y, siguiendo sobre la cima, llegan a un balcón panorámico que sobresale hacia el valle cubierto por los olivares plateados...

Me encuentro en la cima de la Sierra de Casarano, localidad de Manfio en el territorio de Ruffano. La mirada se pierde al horizonte, donde la atmósfera límpida nos deja reconocer el mar de Gallipoli y las costas de Ugento. Lo que sorprende de mí es...

El Castillo (residencia baronal), situado en el punto más alto del pueblo, fue edificado por Brancaccio en 1626. Carece de un sistema defensivo y presenta las características arquitectónicas de un gran palacio baronal, de una morada señorial...