Palacio marquesal

SAC-B-057

Mi historia sigue los pasos de las vicisitudes feudales del casal de Botrugno.
Los Maramonte, una de las familias más poderosas de la Tierra de Otranto, adquirieron el dominio del feudo de Botrugno en el siglo XIII y lo ocuparon hasta la mitad del s. XVII, uniéndose a otras familias nobles...

Mi historia sigue los pasos de las vicisitudes feudales del casal de Botrugno.
Los Maramonte, una de las familias más poderosas de la Tierra de Otranto, adquirieron el dominio del feudo de Botrugno en el siglo XIII y lo ocuparon hasta la mitad del s. XVII, uniéndose a otras familias nobles, con las que se emparentaron estableciendo relaciones de sucesión a través de matrimonios y ventas feudales.
A la familia, de hecho, subentraron los Castriota que, en la segunda mitad del siglo XVII, compraron el feudo “con suo Castillo seu fortellezza” con el titulo de marquesado.
Hasta inicios del siglo XIX, fueron ellos los Señores de Botrugno, momento en que las leyes napoleónicas jurídicamente pusieron fin al feudalismo, que siguió existiendo igualmente en la práctica, durante largo tiempo, tan entretejido estaba en el territorio, que era la única forma de estructura administrativa y social.
Los Guarini, subentraron sucesivamente a los Castriota, mantuvieron el control del pueblo del mismo modo que los señores feudales, llevando la gestión de las fincas, las cuales representaban la única fuente de trabajo para la comunidad local. Ignazio Guarini y su mujer Teresa Lubelli fueron los últimos representantes del poder feudal en el Municipio, así como mis últimos propietarios particulares.
Me encuentro en la plaza Indipendenza que, hasta el siglo XIX, estuvo ocupada por el “largo del monasterio”, llamado de esa manera por la presencia del convento de los frailes franciscanos, el cual había perdido su forma inicial.
Al principio tenía la forma de una fortaleza y mi función era la de defender, gradualmente me fui convirtiendo en residencia nobiliaria.
En el siglo XVIII sufrí importantes obras de ampliación y modificaciones. Se añadió un balcón con balaustre decorado que se extendía a lo largo de mi terraza, y la decoración de interiores con pinturas murales.

Latitudine 40°03'52.70"N
Longitudine 18°19'30.93”E

Descubre los

Recursos relacionados

Tras años de abandono, acabé convirtiéndome en una ruina; a inicios del siglo XXI sufrí amplias y radicales obras de restauración. No se conoce con exactitud la fecha y los motivos de mi fundación, sin embargo, ya existía en la segunda mitad del siglo XV, intitulada de San Solomo...

Se encuentran en la salas de los antiguos almacenes del palacio Marqués, que data de entre 1200 y 1300. En esta antigua antigua residencia llena de arte con sus habitaciones pintadas y sus mosaicos son creados para estimular el conocimiento de la historia de las fuerzas armadas de Italia...